Chepe Zamora, o del círculo vicioso del chisme político

Por: Iván Morales Carrera (@ivancarrera)

Nuevamente (perdí la cuenta de cuantas veces ya),  José Rubén Zamora, presidente de el Periódico, arremetió contra el binomio presidencial en una controversial columna.

Personalmente, yo no me compro toda la historia, aunque tampoco descarto que algún grado de verdad tendrá.

Claramente Zamora tiene una agenda propia en contra de Baldetti; basta con leer media página de “el Peladero” (suplemento que como bien menciona Diego Vásquez, de una pequeña sección ha crecido a un espacio de casi dos páginas en tiempos recientes) y contar cuántas veces por párrafo se hace alusión a “Roxandra” o “la Doña”. Dudo mucho que las críticas las haga de pura buena voluntad de informar.

Razones para dudar de las intenciones hay, principalmente (como menciona un colega tuitero de misteriosa identidad) ¿por qué dar a conocer hasta ahora los intentos de “soborno” al medio? si tan pura es la intención, ¿por qué no hacerlo saber desde un inicio?

En el fondo, mi problema es con todo este asunto de ventilar supuestos actos de corrupción en forma de chisme. Bolas y rumores en Guatemala ya tenemos demasiados, de sobra, la verdadera pregunta es: ¿cómo pasar del chisme a la investigación penal? ¿cómo presionar para que se investiguen y esas acciones tengan consecuencias?

Si tan amplias son las supuestas pruebas que tiene Zamora sobre los actos de corrupción, que inclusive hasta publicó un suplemento exclusivamente dedicado a describir todas las redes de la vicepresidente, fácilmente ya habría armado un caso, interpuesto una denuncia ante el MP. Pero es muy fácil quedarse en el chisme, cómodo inclusive.

Lo mismo va para las ocasionales acusaciones de compras de votos en el Congreso por parte de diputados, que finalmente nunca terminan en denuncia, y que en la práctica son puro “tirar la piedra y esconder la mano”.

A la larga, este tipo de acusaciones sin denuncia formal son realmente contraproducentes, por que al quedarnos con un cuento parcial, nunca descubrimos cómo funciona en realidad la dinámica del poder, nos quedamos con el cuento de que “todos los políticos son una bola de corruptos” y que nunca responden ante la ley. Olvidamos que si hay políticos y ciudadanos que están haciendo cosas positivas, pero que necesitan mayor apoyo para lograr cambios reales.

Ello solo perpetúa ese circulo vicioso que genera más desencanto y ese desencanto aleja a la gente de involucrarse en la política y generar cambios y deja la puerta abierta a que los mismos de siempre sigan aprovechándose de vivir bajo un sistema político opaco.

Mientras tanto, los ciudadanos nos quedamos con la ocasional “indignación” cotidiana, nos volvemos cada vez más cínicos y en el fondo todo sigue igual.

“De frente con el Presidente” o el arte de hablar por 20 minutos sin decir nada

Por: Iván Morales (@ivancarrera)

En un intento por recuperar la popularidad perdida en las encuestas durante las últimas semanas, Otto Pérez Molina lanzó hoy su flamante programa televisivo “De frente con el Presidente”.

Pero no confundan esto con las vulgares y corrientes producciones de “Aló Presidente” de Venezuela, ni el programa predecesor “Despacho Presidencial”. No, ésta es una producción digna de un reality show norteamericano (con música dramática de fondo y todo) que se transmite en la franja de martes por la noche, horario prime time de los canales 3 y 7.

En un escenario serio, el presidente no se mostró para nada tenso, mientras nos relataba de sus buenas intenciones para enfrentar los problemas de Guatemala (no quedó muy claro cuales eran los problemas en sí, pero prometió que éstos se discutirían en futuros programas). El monologo se extendió aproximadamente por 20 minutos, y no estoy seguro si realmente el presidente dijo algo, pero  hay que reconocer que se le veía genial.

El programa contó con una aparición breve pero estelar de la también flamante vicepresidenta, mostrándonos su lado duro al prometer combatir el alza de precios de los alimentos.

De regreso al presidente, el momento más tenso de la noche ocurrió cuando los ciudadanos realizaron preguntas (pre-grabadas) duras y difíciles, tales cómo: ¿Por qué usted eligió este nombre para el programa? y ¿cree usted que el programa competirá con otros de la televisión nacional?, que pusieron en aprietos al presidente para responder y nos dejaron a los televidentes al borde del nerviosismo. Sin embargo, el presidente con la soltura que le caracteriza supo responder perfectamente.

Este definitivamente es un programa imperdible, para ver con toda la familia y que seguramente ganará premios en un futuro cercano. Es más, si cree que el programa de discusión de Alejandro Sinibaldi fue insuperable, este programa le compite hombro a hombro.

La principal lección del programa de hoy para mi fue que Guatemala tiene muchos problemas, pero si esperamos dos años y medio, los podremos ir discutiendo cada martes con el Presidente y eventualmente hacia el final de su gobierno, el PP los atacará con todo.

Esperamos que la próxima semana la cámara acompañe a Otto mientras éste sale en su moto a patrullar las calles. Al menos yo no lo descartaría.

A continuación les dejo el video, para que juzguen por ustedes mismos la joya que éste gobierno nos ha brindado.

[Advertencia: tomar ésta breve reseña y el video que le sigue con fuertes dosis de sarcasmo para evitar caer en depresión.]

Comentarios sobre el discurso de investidura

Por: Iván Morales (@ivancarrera)

Por si no lo vieron, pueden encontrar la transcripción del discurso aquí o el video aquí.

Gracias a la transcripción del discurso realizada por Plaza Pública, realicé un “word cloud” del primer discurso presidencial de Otto Perez Molina, donde se destacan las principales palabras utilizadas (y de lo cual pueden deducirse los temas relevantes para su gestión gubernamental).

Ahora, quisiera realizar algunos breves comentarios de mis impresiones:

1. Las principales palabras o temáticas utilizadas: desarrollo, cambio, seguridad, compromiso. Lo cual no debiese sorprender demasiado, ya que todo gobierno recién electo promete ser el “verdadero cambio” del país; sin embargo si es importante la centralidad del concepto de seguridad para este gobierno, ya que gran parte de las promesas de campaña pasan por la reducción de la criminalidad y la violencia, del cual el Partido Patriota se posicionó como experto y el más capaz para resolver, y bajo el cual será juzgado por la ciudadanía según sus logros o fracasos.

2. Creo que por momentos el discurso fue con un tono demasiado de “campaña” y no presidencial como realmente debiese ser.

3. El foro del discurso no era el lugar ni el momento para realizar críticas al gobierno anterior. Gran parte de la audiencia eran integrantes de la comunidad internacional y creo que el discurso hubiese sido mejor aprovechado para dar un mensaje al resto de países sobre los retos y metas del país y la forma en que se piensan superar, y no para ventilar amargas disputas partidarias.

4. Finalmente, yo esperaba del discurso un mensaje sobre una agenda a futuro de país, en la cual el presidente planteara su visión sobre el lugar al que queremos llegar como país tanto en el mediano como en el largo plazo. Quizá el fracaso en lograr esto se refleja en la importancia que tuvo la palabra “hoy” dentro del discurso, en detrimento de planteamientos sobre el mañana.

En fin, raramente un discurso dice mucho sobre las verdaderas intenciones de un gobernante, pero creo que el discurso de investidura es importante en el sentido de plantear una visión de país, la cual en este caso a mi criterio no se logró.

Hoy empieza la séptima gestión gubernamental desde nuestra transición democrática y con ella grandes retos por delante. Existen muy altas expectativas sobre lo que pueda lograr este gobierno y ello es un arma de doble filo: por un lado significa un importante capital político para impulsar reformas necesarias, por otro la capacidad de defraudar a grandes sectores de la población es alta y ello podría inclusive llegar a ser dañino para nuestra tan frágil democracia.

Las claves de las elecciones

Por: Iván Morales (@ivancarrera)

Estamos a pocas horas de que inicie el día de las elecciones en Guatemala.

A manera de aporte para lo que ocurrirá mañana, me gustaría comentar un poco, desde mi perspectiva, por donde pasan las claves de éstas elecciones:

1. Elecciones presidenciales

Las tendencias de las encuestas han sido claras y consistentes en sus resultados entre las publicadas por distintos medios, por lo que no deberíamos ver nada significativamente distinto a los resultados de éstas. Lo que sabemos con certeza es que las elecciones se irán a segunda ronda. El PP no cuenta con los votos suficientes para lograr la mayoría en primera ronda, hazaña que ningún partido ha logrado desde el inicio de la democracia en Guatemala en 1984.

Los puntos claves a observar serán a) el diferencial de votos entre el primer lugar y el segundo y b) más importante aún, quién logra el segundo puesto. La carrera por el segundo lugar está muy cerrada y la diferencia que ha mostrado Baldizón por sobre Suger se encuentra dentro del margen de error de las encuestas, por lo que no se puede declarar nada aún de forma cierta.

Éste resultado definirá el panorama para la segunda vuelta, en cuanto al esfuerzo de campaña que deberán realizar los partidos y las alianzas que se buscarán establecer.

2. Congreso

Más allá de los resultados de la elección presidencial, que por lo demás muestran una tendencia clara, desde mi punto de vista en la elección de diputados se encuentra la clave de lo que ocurrirá durante el próximo gobierno y por lo tanto es vital poner atención a sus resultados.

La conformación del Congreso definirá la capacidad con la que podrá contar el presidente para impulsar su agenda política y la cantidad de negociación en la que se tendrá que incurrir. En general esperaríamos ver la conformación de un Congreso con tres bancadas grandes: PP, UNE y LIDER y quizá dos o tres medianas: CREO, Unionista y posiblemente VIVA-EG.

Sin embargo, quizá el aspecto más interesante a observar serán los resultados para la bancada de UNE, ya que al no contar con candidata a la presidencia, la cantidad de escaños que obtenga indicará en que grado el voto presidencial de “arrastre” es un factor decisivo en las elecciones de diputados. Y en función de ello se verá el rol importante o no que podrán jugar como oposición en el Congreso.

3. Elecciones a Alcalde de la Ciudad de Guatemala

Finalmente, otro bastión de poder es la alcaldía de la ciudad capital y estas elecciones resultan interesantes particularmente porque son las primeras en las que se cuenta con un final sumamente cerrado. En años pasados, la tónica generalmente fue la de Arzú ganando por un amplio margen de voto. En este caso esa victoria no se puede asegurar y a pesar de contar con un pequeño margen de ventaja, nada está escrito.

En todo caso, cualquier candidato que logre obtener la victoria deberá enfrentarse a un Concejo Municipal con fuerte presencia de los tres partidos Unionista, CREO y PP, por lo cual su margen de acción no será tan amplio como lo ha sido para Arzú en administraciones pasadas.

En general, esos son los principales resultados de interés para del día de mañana, además de conocer el porcentaje de participación/abstencionismo de los votantes inscritos.

Pero ante todo, esperamos que las votaciones ocurran sin incidentes y de forma pacífica y les agradecemos estar pendientes de nuestro sitio, ya que le estaremos dando seguimiento y análisis a los resultados durante el transcurso del día.

¡Felices Votaciones!