Partidos Políticos: un problema de incentivos

Por: Iván Morales (@ivancarrera)

Me gustaría aprovechar el espacio para construir sobre la columna de opinión de Edgar Gutiérrez, titulada: “El caso de los partidos-empresa” que se publicó en el Periódico el lunes pasado.

Fuente: http://semanarioantigueno.blogspot.com/
Fuente: http://semanarioantigueno.blogspot.com/

A mi criterio su autor hace una perfecta descripción de la dinámica corto-placista de los partidos políticos en Guatemala y su poca capacidad de convertirse en verdaderos interlocutores de las necesidades y preferencias de los votantes, así como de articular políticas públicas coherentes y con una visión de mediano y largo plazo.

Sin embargo difiero fuertemente de sus conclusiones, las cuales aduce a factores culturales y socioeconómicos.

Por mucho tiempo ha prevalecido la creencia de que los políticos guatemaltecos son particularmente corruptos y que ello es solo un reflejo de factores socioeconómicos y de nuestras raíces culturales, y que la clase de políticos que tenemos es la que merecemos como sociedad, etc. etc.

Todos estamos claros en que los partidos políticos en Guatemala son disfuncionales, pero lejos de ser la causa de ello una particularidad cultural guatemalteca, el verdadero problema se encuentra en el set de incentivos que establece la ley para su funcionamiento.

Si queremos quejarnos de algo, que sea de la “Ley Electoral y de Partidos Políticos“, la cual establece los mecanismos para su funcionamiento.

Particularmente existen a mi criterio tres principales problemas:

Seguir leyendo