La irresponsabilidad de la oposición política

Por: Iván Morales Carrera (@ivancarrera)

Juan Miguel Goyzueta (quien mantiene una genial columna en Plaza Pública) me hizo ver, en respuesta a un post anterior, que el gran problema es la falta de fiscalización de la oposición.

Es decir, la opinión pública se concentra mucho en los desaciertos de la administración de turno, pero poco o nada tiene que decir sobre la forma en que las fuerzas de oposición ejercen su poder.

Harta razón tiene, y creo que el caso del PP lo ejemplifica de manera muy clara. Su labor en el Congreso como principal partido de oposición durante el gobierno fue una de obstruccionismo, y nunca de construcción.

Las tácticas de la oposición se concentraron en detener por el mayor tiempo posible el proceso legislativo, sea vía interpelaciones, el uso de megáfonos, el abandono del hemiciclo para romper quorum, o cualquier otra táctica en el libro del filibusterismo.

Jamás se le conocieron propuestas de ley interesantes, ni mucho menos esperar algún tipo de colaboración con la bancada oficial para pasar leyes de interés nacional.

No, la consigna siempre fue una de obstruir irresponsablemente cualquier intento del gobierno por aprobar leyes, y a fuerza de paralizar el Congreso, hundir a la UNE hasta verla fracasar; abriendo con ello el camino a una futura victoria en elecciones presidenciales (más por descontento con el gobierno anterior que por la oferta de una alternativa política real).

El problema es que esta falta de propuestas, de ideas, le está pasando seriamente la factura hoy. Y es que llegar a improvisar al gobierno, teniendo tan solo cuatro años para hacerlo, es un insulto a todos los ciudadanos, un escupitajo en la cara.

¿Todo esto que le cuento le suena familiar?

Pues si, el partido LIDER ha perfeccionado éstas tácticas de extorsión legislativa, y ha llevado la paralización del Congreso a nuevos niveles sin precedentes. Hasta la fecha me sorprendería haberle escuchado a la flamante bancada de ese partido siquiera alguna propuesta sensata de ley.

Si nuevamente se cumple esa fatídica “ley” de nuestra democracia que dicta que el partido perdedor de la elección presidencial pasada debe necesariamente ganar en la siguiente, francamente me aterra lo que está por venir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s