Breve reflexión sobre el cinismo y la política

Por: Iván Morales (@ivancarrera)

Leyendo un reciente discurso de Bernanke en Princeton, me llamó la atención el siguiente fragmento (que me he tomado la libertad de traducir y resaltar):

Siempre me ha gustado la siguiente frase de Lily Tomlin: “Yo trato de ser cínica, pero simplemente no puedo mantener el ritmo.” Todos nos sentimos así alguna vez. En realidad, después de haber estado en Washington desde hace casi 11 años, como ya he dicho, me siento de esa manera frecuentemente. En última instancia, sin embargo, el cinismo es un pobre sustituto para el pensamiento crítico y la acción constructiva. Claro, los intereses, el dinero y la ideología importan, como enseña la ciencia política. Pero mi experiencia es que la mayoría de nuestros políticos y legisladores la mayor parte del tiempo están tratando de hacer lo correcto, de acuerdo con sus propios puntos de vista y conciencias. Si usted piensa que los resultados malos o indiferentes que a menudo salen de Washington se deben a motivos viles y malas intenciones, le está dando a los políticos y los responsables de las políticas demasiado crédito por ser eficaces. Los errores honestos frente a problemas complejos y posiblemente intratables son una fuente mucho más importante de los malos resultados que las malas intenciones. Por estas razones, las mayores fuerzas en Washington son ideas, y las personas preparadas para actuar en esas ideas. El servicio público no es fácil. Pero, al final, si usted se inclina en esa dirección, es una actividad digna y desafiante.

 

Me identifico muy fuertemente con ese discurso. Lo del cinismo nunca se me ha dado bien.

A pesar de que a veces querrámos ver la política como un juego donde todos conspiran para atentar contra la población (una gran teoría de la conspiración), en la práctica, muchas veces las cosas no caminan simplemente por malas decisiones, más que por malas intenciones.

Luego, un llamado a que gente preparada y con voluntad de hacer cambios se involucre en política si es una forma posible de generar cambios. Aún cuando todos los cínicos del mundo quieran hacer ver el cambio como una tarea imposible.

Así veo yo la política, quizá optimista ingenuo que soy.

Anuncios

2 comentarios en “Breve reflexión sobre el cinismo y la política

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s