Reelección de diputados

Por: Iván Morales Carrera (@ivancarrera)

De nuevo empieza a retomar fuerza el tema de las reformas políticas y empiezan a surgir varias ideas o propuestas sobre los temas que deben cambiarse.

Particularmente me han llamado la atención dos argumentos que he encontrado en las redes sociales sobre temas que deben reformarse y que me han parecido particularmente malos por lo “ingenuos” o engañosos:

  • Reducción del número de diputados, promovido principalmente por Roberto Alejos y sobre la cual ya argumenté mi oposición en un artículo anterior.
  • Prohibir la reelección de diputados (limitarlos a un solo período de cuatro años en el Congreso)

Quiero argumentar en contra de este segundo:

El hecho de querer limitar la reelección de un diputado nace (considero yo) de la mala calidad de diputados con la que contamos actualmente. Sin embargo, hay que comprender que el Congreso es un espacio de negociación por excelencia, y los diputados con experiencia cumplen un rol fundamental como operadores políticos para la búsqueda de consensos.

El Congreso se basa en la representatividad de intereses de la población, luego si yo como ciudadano considero que X o Z diputado es un buen defensor de mis causas, no me importa reelegirlo siempre y cuando represente mis intereses.

Entonces me parece que este aspecto, al igual que la reducción del número de diputados, son temas marginales o poco relevantes (e inclusive contraproducentes) dentro de la reforma política.

Si la queja inicial apunta a la calidad de los diputados, entonces vamos al tema de fondo de la conformación de los partidos políticos y nuestro sistema electoral que permite a estas personas llegar a ese puesto primera instancia.

El hecho de que tengamos malos diputados es una consecuencia del sistema de partidos y su financiamiento y hacia ello deben apuntar las reformas. Limitar los períodos de elecciones no va a resolver los problemas de fondo, simplemente reemplazará un mal diputado por otro, y dificultará la ya compleja tarea de lograr consensos en el Congreso.

Mi problema con este tipo de propuestas es que si bien son “bien intencionadas”, no apuntan seriamente a los temas de fondo: el financiamiento y la conformación de los partidos políticos. Luego, si reformamos los primeros aspectos, pero no tocamos los segundos, caemos en el problema de pensar que cambiamos algo, cuando realmente el problema sigue estando ahi.

Anuncios

Un comentario en “Reelección de diputados

  1. El sistema es una cagada. Es un hecho. No funciona y pretender que sí es una bobada. Guatemala es resultado del exceso de contratiempos en hacer todo en política (y muchos países de América Latina también). El Gobierno es inoperante y es un cabildo abierto de empleo. El Congreso es una ClasiAgencia abierta las 24 horas del día para emplearme yo, mi mamá y mis hermanos. El hecho es que no importa si un Diputado se mantiene 50 años en el Congreso sino más bien: ¿Qué clase de persona estamos eligiendo? Y si nuestro Sistema nos permite elegir el tipo de Representante que nosotros necesitamos y queremos que este ahí. Las Curules son compradas, (si lo sabré yo). (@Fer_Ch_o)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s