¿Deberían los politólogos ser políticos?

Por: Iván Morales (@ivancarrera)

Más de alguna vez durante mi carrera universitaria me tocó tener la siguiente conversación al conocer a una persona:

– y usted ¿qué estudia?
yo: “Ciencia Política”
– ahhh, ¿está estudiando para ser político?

Luego debía aclarar que no, que la ciencia política es una carrera académica, que se dedica al análisis de la política, a comprender la distribución del poder en una sociedad, las interacciones entre los agentes políticos y el marco institucional bajo el cual esas interacciones se llevaban a cabo.

Sin embargo, la duda siempre me quedo en la cabeza. Dado que al estudiar la política uno llega a comprender (aunque de manera bastante poco clara debo admitir) el funcionamiento del Estado y a reconocer ciertos actores clave en el proceso político nacional, suena lógico o “natural” dar el salto a la práctica (es decir, ser político).

Ahora lanzo la pregunta abiertamente: ¿dado nuestro conocimiento sobre la política, estaremos mejor capacitados o tendremos una ventaja comparativa respecto a otros para convertirnos en políticos?

Lo pregunto ahora, dado que he percibido entre los jóvenes en Guatemala un renovado espíritu cívico y de creciente involucramiento en asuntos públicos, y específicamente varios estudiantes de ciencia política que esperan en un futuro poder “hacer un cambio”.

A mi parecer, ser político requiere de un conjunto de “soft skills” como habilidad de negociación, liderazgo, comunicación efectiva, capacidad de impulsar consensos, entre otros; Además de un conocimiento general, pero con cierto grado de profundidad, en economía, política, derecho y políticas públicas y sobre todo la capacidad de escuchar argumentos y hacer una síntesis crítica de los distintos puntos de vista en una discusión.

Estos requerimentos no son del todo parte de un pensum estándar de la carrera de ciencia política (quizá especialmente la parte de los “soft skills”), luego ser politólogos per se no nos capacita especialmente para ser buenos políticos.

Ahora, puede darse el caso de personas que cuenten con estas capacidades y decidan estudiar ciencia política, pero ambas no van necesariamente de la mano.

Quizá lo más importante es comprender que la formación de políticos no es un objetivo de la ciencia política, ni debemos pretender que así sea. El objetivo de esta carrera es brindarnos un marco analítico para comprender el funcionamiento de nuestro sistema político.

Además las habilidades requeridas para ser un buen político se adquieren con la experiencia y la práctica y para ello no existe una carrera universitaria.

Anuncios

3 comentarios en “¿Deberían los politólogos ser políticos?

  1. Creo que el estudiar Ciencias Políticas te da una herramienta para poder ser un mejor político, eso sí. Además, el mercado tampoco está buscando mucha cantidad de analistas políticos, así que creo que podría ser un interesante mundo para trabajar.

    Saludos!

  2. Ser politólogo es dar una opinión política sin verte muy estúpido. Todos comemos política de una u otra forma y a cualquier hora del día. Debemos nosotros hacer política? Si lo sentimos, claro. Sino podemos dedicarnos a un ejercicio intelectual mesurado del análisis, pero sin herramientas consistentes no sirve de nada. Muy buena aportación la tuya. Saludos. (@Fer_Ch_o)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s