Transfuguismo nuevamente

Por: Iván Morales (@ivancarrera)

Nuevamente, el transfuguismo parlamentario vuelve a ser noticia:

De los 158 diputados de la sexta legislatura del período 2008-2012, que concluye el próximo 14 de enero, 72 cambiaron de bancada, por lo que el transfuguismo alcanzó el 45%.

Este fenómeno ha sido recurrente a lo largo de nuestra historia democrática y se encuentra íntimamente relacionado a la baja esperanza de vida de los partidos políticos en Guatemala.

Lo que me llamó la atención fueron las opiniones de los “expertos” y “analistas” consultados por Siglo 21 en la nota. Todos ellos achacaron el problema a la falta de ideología y representatividad de los partidos y al oportunismo de los políticos, sin embargo considero que con ello no se llega al meollo del asunto.

¿Porqué ocurre el transfuguismo de forma tan repetida y a escala tan grande en Guatemala? Creo que esta pregunta no ha sido del todo respondida por parte de los cientistas sociales y hay aquí una tarea pendiente que nos permitirá contar con fundamentos para proponer reformas a nuestro sistema electoral.

Las consideraciones personalistas no aportan mayor información al problema. En todos los países, la mayoría de políticos buscan maximizar sus oportunidades de reelección, ello no es un fenómeno exclusivo de Guatemala. La pregunta es donde está el fallo de nuestras instituciones que facilita la existencia tan recurrente del transfuguismo, a diferencia de otros países donde el problema no es tan marcado.

Creo que hay que explorar los efectos que tienen tanto el listado nacional, como la estructura de financiamiento de los partidos políticos para explicar parte del fenómeno.

El actual sistema de listado nacional, debilita la representatividad de cada diputado con su electorado, luego es difícil que los electores utilicemos el voto de castigo cuando un diputado incurre en la práctica de transfuguismo, ya que al votar por un partido votamos por un bloque de candidatos, y no por un candidato individual.

Por otro lado, el débil financiamiento institucional con el que cuentan los partidos políticos, lo hace dependiente de los recursos que cada candidato pueda aportar, ello en conjunto con un listado nacional hace posible la tan recurrente práctica de “venta” de casillas en el listado.

En fin, son algunas ideas que creo podrían aportar a un debate que deberíamos tener para mejorar nuestro sistema político.

P.D. Les comparto un muy interesante aporte de Hugo Novales en su blog Politenango, con algunas ideas desde la perspectiva de la organización interna de los partidos políticos y sus fallos para manejar disputas internas entre distintas facciones o corrientes.

Anuncios

Un comentario en “Transfuguismo nuevamente

  1. Pingback: Editorial GT

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s