¿Por qué duran tan poco los partidos políticos en Guatemala?

Por: Iván Morales (@ivancarrera)

La renuncia de la UNE por parte de Roberto Alejos y siete diputados más cabe dentro del típico proceso de transfugismo, y posterior fragmentación y decadencia de un partido político en Guatemala luego de haber ganado una elección.

Fernando Villamizar, en su paper sobre el transfuguismo político en Guatemala (leer aquí), presenta esta gráfica que retrata a perfección el rápido proceso de nacimiento y ocaso de los partidos políticos desde la transición democrática (habría que actualizarla, pero la dinámica se mantiene):

Fuente: Villamizar, F. (2007). El transfuguismo político en Guatemala.

 En general, la esperanza de vida de un partido político en Guatemala es muy baja, pero la pregunta es ¿porqué?

Seguir leyendo

Anuncios

Reformando el sector público

Por: Iván Morales (@ivancarrera)

Hoy por la mañana estuve pensando un poco sobre todo lo que conlleva un cambio de gobierno para un país.

Y llegué a la cuenta, que lejos de la relevancia que pueda tener o no un cambio de presidente, uno de los efectos más nefastos de un cambio de Gobierno en Guatemala es ese perverso desmantelamiento de los equipos de trabajo de cada ministerio, para repagar favores de campaña a un sinnúmero de colaboradores (el “hueso” que le llaman).

Si bien el país tiene un muchos temas urgentes que atender, una de las reformas PRIORITARIAS es la ley de servicio civil.

El gobierno necesita romper con ese incentivo perverso de cambiar de cuadros cada cuatro años, se necesitan alinear los incentivos, para que los burócratas (sin ningún sentido despectivo de la palabra) puedan hacer carrera en el gobierno, que las capacitaciones y especializaciones que reciban sean aprovechadas, que su salario pueda ir aumentando en base a su “performance” y que ello permita que sean más eficientes y los programas que se impulsan puedan tener una continuidad.

Nuestro estado es ineficiente, y la ciudadanía desconfía de el porque no es capaz de cumplir con sus obligaciones y proveer de forma eficiente bienes públicos; gran parte de ello pasa justamente por no contar con una continuidad de los cuadros en los ministerios.

Por otro lado, en muchas ocasiones, he mencionado que una reforma fiscal será urgente y necesaria, pero si este problema no es resuelto previamente, mayores ingresos tributarios solo servirán para financiar más ineficiencia.

Este debe ser un tema que como ciudadanía debemos poner en la mesa, y exigir la aprobación de esta ley como pre-condición para cualquier negociación fiscal.

Comentarios preliminares

Por: Alejandra Méndez (@alemendez84)

Son aproximadamente las 10 pm y me permito hacer algunos breves comentarios sobre los resultados preliminares de la segunda vuelta electoral.

En primer lugar reconocer la rapidez con la que el Tribunal Supremo Electoral ha dado a conocer los resultados en las mesas y centros de votación en todo el país. Para las 9 de la noche ya se tenía más del 86% de mesas escrutadas. Aspecto muy importante luego de los duros señalamientos tras la lentitud en la recepción de datos durante la primera vuelta. El TSE pasó la prueba transmitiendo los datos en buen tiempo y con las medidas de seguridad necesarias para garantizar un proceso electoral transparente. Es de reconocer pues la labor ciudadana de las Juntas receptoras de votos, integradas por ciudadanos aspecto que garantiza y legitima el proceso de elección.

En segundo lugar, contrario a lo que se decía en los medios de comunicación durante la jornada de votación el nivel de abstencionismo no fue tan alto como el que se esperaba. Recordemos que históricamente la tendencia en segunda vuelta es de menor afluencia de votantes lo cual se explica porque la elección de alcaldes y diputados, es decir de los representantes más cercanos a la población, autoridades locales, tienen un mayor incentivo para los electores. Sin embargo alrededor de más de 4 millones de guatemaltecos asistieron a las urnas a votar. Tomemos en cuenta que el padrón es de 7 millones pero no es un padrón depurado.

Tercero, con el 98% de mesas procesadas tenemos un total de 95.91% de votos válidos, 2.79% votos nulos y 1.30% de votos en blanco. Esto quiere decir que la gente escogió conscientemente a una de las dos opciones lo que da legitimidad de alguna forma al resultado, tanto para el ganador como para el segundo lugar, pues le representa un capital político interesante. Otto Pérez gana con una diferencia de aproximadamente el 10% de su contrincante, cifra similar a la obtenida por Oscar Berger en 2003

Cuarto, al visualizar de primera mano el mapa de resultados a nivel nacional vemos a un norte, occidente, altiplano y suroccidente rojos, y un centro, oriente y suroriente naranjas. El país está partido en dos. El PP encabeza cabeceras departamentales, centros urbanos, le apoyaron por convicción o por miedo los sectores productivos, las clases medias y silenciosamente las altas. Esto quiere decir que el segmento indígena campesino, concentrado en la región con mayor pobreza del país sigue apelando a la oferta de ayuda social y económica que capitalizó Manuel Baldizón ante la ausencia de una Sandra Torres. Esto implica un grave reto para el nuevo presidente electo, el incluir en su agenda de gobierno a este 45% de la población que más que seguridad quiere bolsa y quiere bono. Porque quizás este segmento no tenga pertenencias de valor que le roben, ni comercios donde le extorsionen sino que está más preocupado de lo que se llevará mañana a la boca.

Por último, resalta el hecho de que un ex militar, actor importante en la historia política de este país haya sido electo democráticamente. Rechazo de primera mano el termino de gobierno militar, pues aun está por verse si su gabinete estará integrado por militares, pero me parece sumamente interesante que 55% de la población haya elegido a una figura ligada al desgastado y erosionado ejército. Por un lado, el padrón está compuesto por gente joven que del enfrentamiento armado recuerda o sabe muy poco, pero por otro lado el gobierno de la UNE relacionado con la guerrilla parece haber sepultado toda esperanza de los mal llamados “progresistas” y más importante aun las implicaciones que esta elección tienen a nivel regional. Recordemos que hoy también se celebraron las elecciones en Nicaragua donde posiblemente Daniel Ortega sea reelecto. Los resultados de hoy confirman el carácter conservador de la sociedad guatemalteca, que por convicción o por temor elegió a un general retirado.

Hay más comentarios que hacer, pero por el momento dejo la tinta hasta aquí y en otra publicación espero discutir más a fondo y con mayor propiedad las variables de este proceso electoral. Hasta la próxima!

Lo que se viene

Por: Iván Morales (@ivancarrera)

Guatemala tiene nuevo presidente: Otto Pérez Molina.

Me encantaría hacer todo un análisis de los resultados y algunas reflexiones profundas sobre lo que se viene, pero por el momento me limito a postear los resultados con un poco más del 95% de las mesas escrutadas:

Fuente: TSE

Además de ello, me gustaría agregar lo siguiente, que considero sumamente importante:

Les dejo aca el plan de gobierno del Partido Patriota: agenda_patriota

Creo que parte de nuestro compromiso como ciudadanos y fiscalizadores, es conocer el plan de gobierno del partido de turno y exigir su cumplimiento. La Democracia no es únicamente el día de las votaciones, esta debe construirse diariamente con la participación ciudadana, y la fiscalización de las metas de gobierno es una forma muy sana y efectiva de ejercerla.

Ahora si, los temas claves que se vienen:

Reforma Fiscal. 
De entrada este será EL tema clave, las cuentas fiscales no dan para mucho y si el gobierno pretende impulsar sus programa, requerirá de más recursos para poder financiarlo. Esta discusión seguramente iniciará este mes en el Congreso, como una medición de fuerzas preliminar. Como todos saben, este es un tema tabú en Guatemala, pero ignorarlo ya no es una opción.

Alianzas en el Congreso.
Como se mencionó anteriormente en este blog, el Congreso es una pieza clave para determinar el grado de acción que pueda ejercer un gobierno, y la forma en que se conformen las alianzas determinará si el PP contará con la mayoría para impulsar su agenda de gobierno.

Muchas otras cosas que se me escapan por el momento, pero prometo escribir un poco más en los próximos días.

Si están ahí, es porque representan a alguien

Por: Iván Morales (@ivancarrera)

Durante la mañana le he estado siguiendo la pista a los medios de comunicación y las redes sociales para tratar de percibir el estado de ánimo de los votantes en esta segunda ronda de votaciones.

Después de conocerse los resultados de la primera ronda y hasta el día de hoy ha prevalecido un sentimiento de apatía y frustración por el hecho de que los votantes deben elegir entre dos candidatos que no los representan y por tener que verse obligados a votar por el “menor de los males”.

Por otro lado, trato de recordarme a mi mismo que los guatemaltecos que participan en las redes sociales no son el universo de la población del país, sino una muestra pequeña y poco representantiva de la diversidad poblacional que es Guatemala.

También pienso, que si esos dos son los candidatos que obtuvieron los principales mayorías en primera ronda, es porque SI están representando a alguien.

Creo que nosotros los capitalinos, tenemos la fea costumbre de calificar las decisiones de los demás como ignorantes y somos muy condescendientes con las personas que no cuentan con los privilegios a los que nosotros si hemos podido optar.

Pero si hay una gran parte de la población que votó por esos candidatos, no es por ignorancia, es porque de alguna u otra forma les están ofreciendo algo que llena las expectativas de esos votantes.

Por ejemplo mucho se ha hablado de como MIFAPRO ha logrado formar una impresionante máquina electoral, logrando movilizar a significativos sectores de la población a votar en la primera ronda. Pero parte de ello no es solo por lo que se ofrecía, sino que por primera vez el Estado tenía presencia en lugares del país que han estado históricamente aislados, sin ninguna verdadera presencia del gobierno central, y eso ES valorado por la gente.

En esto tenemos todos una responsabilidad compartida. Seguirle dando la espalda al área rural del país, de voltear la cara ante los escenarios de pobreza, desigualdad y desnutrición que tienen que enfrentar a diario esas familias, solo abre las puertas a la existencia de éste tipo de candidatos populistas que tratan de llenar las expectativas de una población que tiene demandas legítimas.

Quizá en vez de quejarnos de los candidatos que tenemos para esta segunda ronda, debemos empezarnos a preguntar porque esos candidatos que si preferíamos para la primera ronda no lograron obtener el voto de la población rural, y de ser así, cuestionarnos que tan distinta es nuestra realidad de la de ellos.

Las elecciones y el destino de nuestro país

Por: Álvaro Valle, Autor Invitado 

Este domingo, como se ha vuelto costumbre –o maña- cada cuatro años,  según dicen aquellos que van por Guate, de nuevo los ciudadanos elegiremos  el destino de nuestro país. Y de nuevo se escucha la cada vez más gastada invitación a votar por “el menos pior”.

Fuente: El Economista.

Pero ¿cuál será? ¡Es que son tan parecidos!: ambos con promesas incumplibles, ambos hambrientos de poder, ambos perdidos en la demagogia y ambos con millonarios compromisos que acarrean las millonarias campañas.

Reproche va y reproche viene de los ‘sectores intelectuales’ sobre lo terrible de ambas candidaturas en segunda vuelta. Y es que ciertamente hubo nombres, quizá no tan malos, que no sobrevivieron la contienda en septiembre. Pero lo cierto es que ambos personajes –querrámos o no reconocerlo- no llegaron por casualidad a noviembre,  sino que están ahí simplemente porque los pusimos.

Desde mayo en que se comenzaron a oficializar nombres y campañas una cosa quedaba clara: ninguna de las  opciones que sonaban a posibilidad real, significaría el cambio tan urgente y radical que necesitamos. Radical y urgente, ¡que palabras! ¿Pero es que acaso no son pertinentes estas palabras al ver a los dos candidatos entre los cuales mañana debemos elegir?

A estas alturas lo que debería llamar nuestra atención no es solo lo terrible de las candidaturas sino el perverso sistema que permitimos. Sí, que permitimos, al que alimentamos y en el que existimos. Sistema que permite que sean estos los candidatos los dos entre los cuales hay que elegir mañana.

Lo importante de mañana no es que gana el candidato que obtenga la mayoría de votos; porque mañana –de nuevo- perdemos  todos.

¿Elegimos este domingo el destino de Guatemala? Quizá sí, quizá no. Y es que no son las promesas de seguridad a través de violencia represiva o continuidad de programas asistencialistas las que definan el destino del país.

Hace tiempo vivió un señor que dicen tiene un apellido importante. Es un tal Alexis de Tocqueville,  el que se dio cuenta de algo que hoy puede servirnos recordar. Él lo llamaba el “arte de asociación” y se refiere a las asociaciones libres y voluntarias que para todos nosotros, hombres y mujeres, que podemos ser percibidos como débiles individualmente, significa hacernos fuertes, fuertes cuando nos unimos para poder participar directamente en la vida política de nuestro país.

El destino de nuestro país, y es importante entenderlo, no está en nuestras manos cada cuatro años cuando hacemos fila para marcar una hoja de papel; sino que el destino de Guatemala lo vamos forjando y dirigiendo día a día cuando decidimos participar o no hacerlo; cuando decidimos o no opinar; tolerar o no la corrupción; al involucrarnos o no en todos aquellos procesos que van dando forma a nuestra realidad y construyen nuestra historia.

Denunciando, participando, organizándonos, conociéndonos, discutiendo, proponiendo; actuando, en definitiva, es como cambiaremos el país en el que hoy vivimos por aquel en el que creemos merecer. Mientras no lo hagamos, los gobernantes, los burócratas, los partidos políticos y las organizaciones sociales de este país serán las que nos merecemos.