¿Necesitamos reducir el número de diputados en el Congreso?

Por: Iván Morales (@ivancarrera)

Esta es una idea que ha estado rondando en la opinión pública y los “policy makers” hace algún tiempo. El argumento pasa por considerar que el Congreso es disfuncional y la calidad de diputados lamentable, por lo que la solución es reducir la cantidad de diputados.

Fuente: guate360.com

Me llamó la atención ver a Roberto Alejos, actual presidente del Congreso, haciendo un llamado de apoyo hacia una propuesta para reducir el número de representantes de 158 a 140.

Siempre he tenido mis dudas con ese tipo de propuestas que parecen ser tan “lógicas” y razonables ante la opinión pública. Toda propuesta de ley tiene implicancias y hay que tomarse el tiempo de analizarlas en detalle.

Hace algún tiempo, Javier Fortín, hizo una excelente defensa de la composición actual del Congreso, que creo que sigue siendo vigente y recomiendo releer para enmarcar la discusión. (de verdad, léanlo!)

Según el argumento de Fortín, que a su vez se basa en el modelo desarrollado por Tageepera y Shugart, el Congreso cumple con dos funciones de comunicación, una horizontal, entre diputados y otra vertical, con el electorado. Congresos más pequeños tienden a favorecer el primer tipo de comunicación, mientras que lo contrario ocurre para Congresos más grandes.

El número actual de diputados con los que cuenta el Congreso, corresponde a lo que la teoría y los datos para otros países estiman es un tamaño de Congreso óptimo para garantizar una buena representatividad de la población.

Luego el principal problema no radica en el número de diputados per se, sino en la falta de canales de comunicación entre el electorado y sus representantes, y hacia eso deberían apuntar nuestros esfuerzos de reforma.

Por otro lado, una reducción del número de representantes lejos de favorecer la transparencia, podría incrementar la comunicación horizontal, fomentando aún más el tipo de negociaciones a puerta cerrada entre legisladores que tanto es criticada en la conformación actual del Congreso.

A mi criterio, la principal crítica a la propuesta de Alejos en particular, se reduce a dos puntos: 1) la artificialidad de la cifra, ¿porque 140 y no 130 o 135? ¿en base a qué criterio se decide fijar éste número?, y 2) el hecho de que quiera fijarse una cifra, sin tomar en cuenta el crecimiento poblacional, deslegitimando el rol representativo que debiesen cumplir los diputados.

Según lo veo, el problema del funcionamiento del Congreso responde más a otros factores de fondo, como: a) la particular afición del electorado por el voto cruzado, que tiene como resultado fragmentación partidaria en el hemiciclo, b) la común y tan dañina práctica del transfuguismo y c) la falta de canales de comunicación (y presión) entre nosotros los ciudadanos y nuestros representantes.

Cambiar el número de diputados no resuelve el problema de fondo (de hecho nos distrae del verdadero problema), e inclusive puede ser perjudicial para la representatividad de nuestra democracia.

Anuncios

Un comentario en “¿Necesitamos reducir el número de diputados en el Congreso?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s