Esperemos cambios en la Muni

Por: Iván Morales (@ivancarrera)

Otra de las noticias que ha trascendido hoy, entre tantos resultados de las elecciones, ha sido la reelección de Álvaro Arzú como alcalde de la ciudad capital.

Esta fue una de las carreras más cerradas, y los resultados finales fueron muy parejos, con votos divididos de forma tripartita entre los partidos Unionista, CREO y PP, con el siguiente resultado final:

Partido Votos
Unionista 180,198
CREO 145,340
PP 127,451
UNE 10,776
Compromiso Ciudadano 10,172
UCN 7,800
Poder Popular 6,007
Victoria 2,175
FCN 786
TOTAL (votos válidos) 490,705

Como puede verse, el margen de victoria del partido Unionista fue mínimo respecto al segundo lugar, el partido CREO.

Sin embargo, a pesar de lograr la reelección, considero que Arzú enfrentará una dinámica distinta en la comuna, lo que implicará cambios en la forma de gestión que ha tenido hasta la fecha la alcaldía.

Existen dos principales razones para ello:

1. La votación cerrada implica que la alcaldía contará con un Concejo Municipal dividido de forma tripartita:

Fuente: Elaboración propia con datos del TSE

De esta forma, los tres partidos contarían con 1 Síndico, y se repartirían de forma casi equitativa los puestos de Concejales.

En gestiones anteriores Arzú contaba con una virtual mayoría en el Concejo, por lo cual cualquier acción suya contaba con aprobación inmediata. En este caso, deberá negociar cada una de ellas con los distintos miembros de cada partido.

2. En los gobiernos anteriores, Arzú contaba con una bancada mediana con capacidad de negociación en el Congreso, lo cual representaba para un el apalancamiento político a la hora de negociar con el gobierno central y una forma de obtener grandes beneficios.

En este caso, el Unionista ha visto reducida su bancada a minoría en el Congreso, por lo cual la posición de negociación de Arzú también se verá fuertemente reducida.

En general, todo ello representa un cambio, ya que justamente una de las críticas que se le hacía a Arzú era su “prepotencia” a la hora de tomar decisiones, en parte gracias a los factores anteriormente mencionado. El nuevo Concejo no solo significará un freno a Arzú, sino que cuenta con gente con capacidad de propuesta que puede generar los cambios exigidos por una gran parte de la población capitalina.

Quedamos a la espera entonces de un nuevo Concejo y los posibles cambios que ello puede implicar para la Ciudad de Guatemala.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s