El plagio en nuestra sociedad

Por: Iván Morales (@ivancarrera)

El día de hoy trascendió la noticia de que el Diputado Mariano Rayo, cometió plagio en la publicación de una columna de opinión, que irónicamente hablaba sobre la necesidad que tiene la clase de política de nuevas ideas e innovación en su pensamiento. (la noticia pueden encontrarla aquí por si no la han leído.)

La reacción negativa a la noticia se ha dejado sentir fuertemente toda la mañana por medio de las redes sociales. Sin embargo antes de que caigamos en el linchamiento, sugiero reflexionemos un poco más a profundidad sobre el tema.

Si el plagio de verdad fuese perseguido como delito, la mitad de los estudiantes en nuestras universidades estarían en la cárcel o pagando multas. Más que una falta de un diputado (que lo fue), el hecho refleja la poca capacidad de investigación y articulación de pensamiento que prevalece a nivel general en la población.

El verdadero problema de fondo es que ha existido un fallo en el sistema educativo por fomentar la importancia de la investigación, el pensamiento crítico, la originalidad del pensamiento y la articulación de nuestras ideas de forma escrita.

Este fallo se muestra de manera más clara a nivel universitario, sin embargo es un problema que se viene arrastrando desde la educación primaria. Un modelo de educación anticuado basado en el aprendizaje memorístico jamás será capaz de fomentar el pensamiento crítico necesario para la formación de profesionales de calidad.

A manera de experiencia personal, tuve la oportunidad de ser catedrático auxiliar en mi último año de carrera universitaria y a la hora de corregir los trabajos de investigación de los alumnos, lo que encontré en su mayoría fue mediocridad y gran parte de plagio (tanto directo como de parafraseo de ideas), lo cual me pareció inexcusable para alumnos de 3er y 4o año de una carrera en una de las supuestas mejores universidades del país.

Luego no debemos extrañarnos que si nuestra “élite política” (que es una élite al fin, porque los que tenemos el privilegio de ir a la universidad en este país somos eso) se forma en esas universidades, con esa base educativa, no solo ocurran plagios de columnas, sino inclusive propuestas de ley que son un simple y descarado “copy-paste” de las leyes ya implementadas en otros países, cuyo resultado ese ese deforme, cuasi-monstruoso e incongruente sistema legal que tenemos.

La verdadera crítica empieza por reflexionar si alguna vez nosotros también lo hemos hecho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s