Eduardo Suger, Ciudadano

Por: Alejandra Mendez (@alemendezg)

Conocí a Eduardo Suger personalmente en 2007, mientras aún terminaba mi licenciatura de Ciencia Política en la Universidad Francisco Marroquín. Por aquélla época cumplía mis funciones como Coordinadora General de la Asociación de Estudiantes William Gladstone, una asociación pequeña pero proactiva que había tenido la iniciativa de realizar una serie de pequeños foros con los candidatos presidenciales y que concluía con un gran Foro Presidencial que se realizó en conjunto con Dionisio Gutiérrez y el ya desaparecido programa Libre Encuentro. Siempre tuve inquietud por conocer a este señor siempre tan serio y culto. No sabía más de él que su rol como fundador y Rector de la Universidad Galileo. Debo decir que en ese foro y después de haber escuchado a todos los candidatos, me convencí que Eduardo Suger era totalmente diferente a todos los presidenciables. Tuve la oportunidad de participar en el foro y más importante de poder hablar con él al finalizar el mismo, aun conservo la tarjeta que me dio anotandome con su letra su número particular para resolver todas las dudas que tuviera sobre su plan de trabajo. No conservo la tarjeta como autógrafo ni nada parecido, pero debo reconocer que salí del Juan Bautista Gutiérrez convencida de que Eduardo Suger no era un político tradicional, concluí que él es un verdadero visionario.

Escéptica de la clase política y desencantada de tanto embustero, quise documentarme y conocer más de su biografía y curriculum, el cual es envidiable. Sin duda alguna su mente es brillante, me sorprendí al leer sus logros académicos lo cual solo puede explicarse en su perseverancia y dedicación, cosa que habla muy bien de una persona. No encontré ni una sola nota de prensa, donde se hable de algún vínculo oscuro. El nombre de Eduardo Suger está limpio.

Sin embargo, para algunos, el tener una hoja de vida limpia no es suficiente para ser una “alternativa” para Presidente, para mí es un craso error hacer de menos ese pequeño detalle en momentos donde la moral y la virtud han sido desechadas de la política. De ahí se explica que en Guatemala se le vitorea a un candidato que se engalana contando como asesinó a dos fulanos en Chilpancingo. Incluso hay un partido que en su slogan habla de tener Valores, yo prefiero que la gente lleve su vida con el ejemplo que con discursos, eso a mi juicio es más convincente.

Se le critica que su discurso de la educación como solución a los problemas es insuficiente, a mí me parece que su compromiso con la educación y su apuesta por ella, con hechos y no con promesas es la propuesta más sensata y acertada porque no es una propuesta que responda a la coyuntura como ofrecer “seguridad y empleo” que no es que sean despreciables, ni mucho menos, sobre todo en estos tiempos. Pero si algo le ha faltado a la clase política de los últimos 50 años es tener una visión a largo plazo.

En primera lugar, entiende que no es necesario refundar y ampliar el Estado, sino que las instituciones que ya existen cumplan las funciones para las cuales han sido creadas y se dividan las funciones administrativas de las operativas en ministerios como el de Gobernación. Reconoce también que es necesario que exista coordinación entre los distintos ministerios pues no puede haber gente educada pero mal nutrida o enferma, ni desarrollo económico sin un sistema de seguridad y justicia eficiente. Por mencionar algunos temas puntuales: en lugar de crear ministerios y secretarias para cada problema, su objetivo es hacer eficiente a la burocracia, capacitándola, simplificando procesos, agilizando la ley e incorporando tecnología, para minimizar costos de operación y brindar un mejor servicio. En el tema de seguridad, Suger tiene mucha experiencia, ha trabajado por años con el Ejército desarrollando varios programas de capacitación y tecnificación de las fuerzas armadas. En 1983 trabajó en conjunto con la Escuela Politécnica, a partir de entonces, para graduarse de subteniente en la Escuela Politécnica se debe haber obtenido una Licenciatura. Y para ascender de grado, en el Centro de Estudios Militares, se debe haber concluido una Maestría. Creo que nadie podrá refutar que oficiales educados y capacitados son mejores oficiales. En resumen, su experiencia dentro del ejército le permitió comprender el espíritu del mismo y entender el nuevo rol de las fuerzas armadas de cara a las nuevas amenazas.

Muchos candidatos ofrecen refundar, rediseñar, reconstruir y hasta desechar a la PNC y crear una Guardia Civil. La propuesta de Suger es puntual: Separar las funciones administrativas del Min. De Gobernación, con la creación del Ministerio de Seguridad. En cuanto a la PNC, su apuesta es profesionalizar a las fuerzas policiales; separar la Policía de Investigación Criminal de la Policía Nacional Civil y crear un nuevo ente especializado en investigación que dependa del Ministerio Público. Algo que me llama la atención a diferencia de otros candidatos que se ufanan de ser los ungidos, es que Suger, no ha esperado a ser presidente para aportar en el tema de seguridad: la Universidad Galileo es la primera universidad del país que se ha preocupado por desarrollar programas de licenciatura en temas de investigación, seguridad y criminalística. Ello con la finalidad de crear una carrera que dignifique y capacite a las fuerzas de seguridad. Dentro de su propuesta de gobierno tiene contemplada la creación de la Secretaría de Inteligencia, que será la encargada de recabar información para el posterior mapeo de zonas y focos de conflicto. Algo importante es que ha sabido distinguir entre los conceptos de seguridad nacional y seguridad ciudadana, proponiendo que el ejército dé apoyo a la PNC en la coordinación operativa únicamente, además de la complementación con elementos de Derechos Humanos y un fiscal. El rol por lo tanto del ejército sería el que cumpla su función primordial: el resguardo de las fronteras y las amenazas externas tales como el narcotráfico y mantenimiento del orden constitucional.

En el tema de salud, hace énfasis en los esfuerzos por disminuir la desnutrición en el país. Entiende la necesidad de unir esfuerzos entre los ministerios de educación y salud para desarrollar programas que apoyen a las niñas, dado el alto índice de embarazos desde los 12 años. Invertir en la educación y salud en las niñas, tendrá un efecto multiplicador. Las niñas educadas tienden a correr menos riesgo de quedar embarazadas, además de ser más productivas en sus hogares, optar a mejores salarios y participar en la toma de decisiones sociales, económicas y políticas. Comprende que la mujer es el pilar de formación en el hogar, una madre nutrida, saludable y educada podrá tener niños sanos y con posibilidades de un mejor entorno.

En el tema educativo, la propuesta es retomar las Reforma a la Ley de Educación Nacional, que se planteó hace varios años y que se dejó por un lado, la cual será impulsada desde el Congreso por sus diputados electos; la capacitación por medio de becas para los maestros con el apoyo de las Universidades del país, la actualización de la ley de Carrera Docente y con ello profesionalizar al Magisterio. Contrario a lo que muchos creen, está conciente que la herramienta para tener una mejor educación, no es la tecnología, sino el contar con un maestro bien capacitado y equipado. Se ha propuesto como objetivo lograr entre los 9 y los 10 años de escolaridad como mínimo. Su bancada pretende impulsar la creación del Consejo Nacional del Libro de Texto, incluir un elemento educativo en los Programas de ayuda social, entre otras medias. Para ello el presupuesto en educación será prioritario y por lo tanto ampliado.
(Podría continuar, hablando del plan de trabajo cosa que prefiero profundizar en otro artículo. Aun así los invito a descargarlo de su página web.)

Reconozco que carece de las técnincas de comunicación estratégica para transmitir de manera directa y puntual cada una de sus propuestas. Eso a los pragmáticos los mata, a los amantes de los números y las cifras les marea. Porque nos hemos tragado el cuento que a formulas y gráficas se resuelve el mundo. A mí me ha dejado de preocupar hasta cierto punto todo eso, porque diagnósticos, han habido muchos, estudios lo hay por montón desde todos los puntos de vista y los marcos teóricos posibles. Pero por alguna razón todo eso no es suficiente.

Recuerdo que el mismo Alvaro Colom alardeaba del famoso Plan de Gobierno que por no se cuantos años había elaborado. Al final de cuentas, o no lo tenía o de nada le sirivió. Ni siquiera contar con el partido politico más grande y con más afiliados (obligados o voluntarios), contar con una numerosa bancada ni un buen número de alcaldías le bastó para hacer algo por este país.

He llegado a concluir que lo que hace falta es modificar los hábitos de conducta que como sociedad hemos desarrollado patológicamente y el único medio para ello es el aprendizaje. Se necesitan más que 500 páginas y noches de desvelo para realizar las reformas necesarias para cambiar este sistema, lo que nos ha hecho falta en Guatemala es voluntad para hacer las cosas. La culpa es de los que sabemos leer y escribir que dejamos que los mismos de siempre se enquisten en los puestos, se reciclen entre cada cuatro años sin que posean un mínimo de visión a largo plazo.

Cuantas iniciativas de ley positivas están engavetadas, la misma Reforma a la Policía Nacional Civil está estacanda por el divorcio de Helen Mack y Carlos Menocal. Hoy mismo entró en primera lectura una iniciativa de ley impulsada por dos Universidades y un centro de investigación para reformar la constitución en material de seguridad y otra sobre la Ley Orgánica del Organismo Legislativo y el pleno ya se la endosó a la próxima magistratura porque “ya no da tiempo”. Tenemos el IVE, la ley contra el lavado de dinero, la ley de zonas francas, estancadas, sin pulir, porque? Porque no se puede quedar bien con Dios ni con el Diablo al mismo tiempo.

Se que Eduardo Suger no es un mesías, ni superman, ni transformará de la noche a la mañana Guatemala. Yo no creo en super presidentes, ni en figuritas de carton. Pero sé que si algo no tiene es ser improvisado ni empírico. Es un científico de carrera, ha trabajado toda su vida por cumplir lo que se propone y sobre todo ha sabido conformar equipos multidisciplinarios que los ejecuten con éxito. Conoce los problemas y junto con un equipo de años ha sabido delinear sus soluciones.

Si bien es cierto que ha participado con diferentes partidos, ese es un tema que obedece a la misma naturaleza de los “partidos politicos” guatemaltecos, no es un mal ni un estigma que afecte solo a uno. Para hablar de uno, hablemos de todos. Aquí hasta los pastores dejan a sus ovejas a cargo de la esposa y fundan su propio partido sin que eso sea pecado. Me viene a la mente un artículo que escribió el ya fallecido Hugo Arce en junio de 2003, “Si Eduardo Suger perdiera, regresaría tranquilo y satisfecho a dar sus cátedras de Física Cuántica y a resolver ecuaciones matemáticas que yo no entiendo y sus alumnos estarían agradecidos de tener de nuevo a su lado a un maestro, compañero, padre y amigo. Si Eduardo Suger perdiera y no fuera electo Presidente, Guatemala, sobre todo Guatemala, perdería el día de mañana.”

Yo estoy convencida que Suger no es una alternativa, es mi única opción. Yo invito a que si vamos a opinar construyamos y no destruyamos por simple percepción o juicio a priori, peor aun cuando se reconoce no tener la información completa. CREO es un partido nuevo, pero que ha sabido escoger a sus líderes, CREO es más que Suger y Roberto González, cuenta con un equipo de gente que antes que todo quiere recuperar su país y ser parte del cambio. Son novatos, son soñadores, son valientes que se atrevieron a dejar la comodidad por arriesgarse a la sucia política, también son humanos imperfectos y con mucho por aprender pero al igual que otros son guatemaltecos y eso es lo que nos falta por entender. No se trata de partidos, se trata de un país.

En lo particular, no tengo porqué convencer a nadie de una decision personal como lo es por quién voy a votar, pero si debo sustentar mi opinion vuelvo y repito: Eduardo Suger no es un politico tradicional es un ciudadano con coraje, un visionario y eso para mí tiene más valor que cualquier personaje político prefabricado.

Anuncios

Un comentario en “Eduardo Suger, Ciudadano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s