Partidos Políticos: un problema de incentivos

Por: Iván Morales (@ivancarrera)

Me gustaría aprovechar el espacio para construir sobre la columna de opinión de Edgar Gutiérrez, titulada: “El caso de los partidos-empresa” que se publicó en el Periódico el lunes pasado.

Fuente: http://semanarioantigueno.blogspot.com/
Fuente: http://semanarioantigueno.blogspot.com/

A mi criterio su autor hace una perfecta descripción de la dinámica corto-placista de los partidos políticos en Guatemala y su poca capacidad de convertirse en verdaderos interlocutores de las necesidades y preferencias de los votantes, así como de articular políticas públicas coherentes y con una visión de mediano y largo plazo.

Sin embargo difiero fuertemente de sus conclusiones, las cuales aduce a factores culturales y socioeconómicos.

Por mucho tiempo ha prevalecido la creencia de que los políticos guatemaltecos son particularmente corruptos y que ello es solo un reflejo de factores socioeconómicos y de nuestras raíces culturales, y que la clase de políticos que tenemos es la que merecemos como sociedad, etc. etc.

Todos estamos claros en que los partidos políticos en Guatemala son disfuncionales, pero lejos de ser la causa de ello una particularidad cultural guatemalteca, el verdadero problema se encuentra en el set de incentivos que establece la ley para su funcionamiento.

Si queremos quejarnos de algo, que sea de la “Ley Electoral y de Partidos Políticos“, la cual establece los mecanismos para su funcionamiento.

Particularmente existen a mi criterio tres principales problemas:

Seguir leyendo

Anuncios

El plagio en nuestra sociedad

Por: Iván Morales (@ivancarrera)

El día de hoy trascendió la noticia de que el Diputado Mariano Rayo, cometió plagio en la publicación de una columna de opinión, que irónicamente hablaba sobre la necesidad que tiene la clase de política de nuevas ideas e innovación en su pensamiento. (la noticia pueden encontrarla aquí por si no la han leído.)

La reacción negativa a la noticia se ha dejado sentir fuertemente toda la mañana por medio de las redes sociales. Sin embargo antes de que caigamos en el linchamiento, sugiero reflexionemos un poco más a profundidad sobre el tema.

Si el plagio de verdad fuese perseguido como delito, la mitad de los estudiantes en nuestras universidades estarían en la cárcel o pagando multas. Más que una falta de un diputado (que lo fue), el hecho refleja la poca capacidad de investigación y articulación de pensamiento que prevalece a nivel general en la población.

El verdadero problema de fondo es que ha existido un fallo en el sistema educativo por fomentar la importancia de la investigación, el pensamiento crítico, la originalidad del pensamiento y la articulación de nuestras ideas de forma escrita.

Este fallo se muestra de manera más clara a nivel universitario, sin embargo es un problema que se viene arrastrando desde la educación primaria. Un modelo de educación anticuado basado en el aprendizaje memorístico jamás será capaz de fomentar el pensamiento crítico necesario para la formación de profesionales de calidad.

A manera de experiencia personal, tuve la oportunidad de ser catedrático auxiliar en mi último año de carrera universitaria y a la hora de corregir los trabajos de investigación de los alumnos, lo que encontré en su mayoría fue mediocridad y gran parte de plagio (tanto directo como de parafraseo de ideas), lo cual me pareció inexcusable para alumnos de 3er y 4o año de una carrera en una de las supuestas mejores universidades del país.

Luego no debemos extrañarnos que si nuestra “élite política” (que es una élite al fin, porque los que tenemos el privilegio de ir a la universidad en este país somos eso) se forma en esas universidades, con esa base educativa, no solo ocurran plagios de columnas, sino inclusive propuestas de ley que son un simple y descarado “copy-paste” de las leyes ya implementadas en otros países, cuyo resultado ese ese deforme, cuasi-monstruoso e incongruente sistema legal que tenemos.

La verdadera crítica empieza por reflexionar si alguna vez nosotros también lo hemos hecho.

Perfiles de candidatos a la Muni

Por: Iván Morales (@ivancarrera)

Ayer, mi colega Alejandra Méndez, publicó un interesante artículo sobre los grandes retos que presenta la gestión municipal de la capital. Parte de ese cambio requerido pasa por conocer las propuestas que están presentando los principales candidatos a la alcaldía.

En ese sentido quiero compartirles (y recomendarles) un poco de lo que he estado leyendo respecto a las elecciones en Guatemala.

Particularmente me han parecido muy interesantes y de gran calidad periodística, los artículos que ha publicado el periódico digital Plaza Pública haciendo perfiles tanto políticos, como de aspectos personales, de algunos de los principales candidatos a la alcaldía de la Ciudad Capital.

En el proceso de informarnos respecto a sobre como emitir nuestro voto, vale la pena conocer un poco más a fondo quienes son nuestros candidatos, cual es su “background”, cuales son sus redes de apoyo político y financiero, y creo que todo ello queda muy bien plasmado en esta serie de artículos que les comparto a continuación:

Alejandro Sinibaldi – “El que maneja la plata”

Quique Godoy – “La jugada del relevo”

Roberto González – “Yo, como ellos”

Realmente se presta para una buena lectura, y creo que una buena discusión puede surgir en torno a ella.

P.D. Adicionalmente, también quería compartirles esta buena recopilación que realizó Brújula (URL) de todas las cuentas de Twitter de candidatos presidenciales, a la alcaldía, diputables y otras entidades relacionadas al tema electoral.

Creo que Twitter se ha convertido en un medio que (en algunos casos) ha permitido abrir un canal directo de comunicación entre los candidatos y los ciudadanos, y es una forma interesante de seguir la campaña y opiniones de sus candidatos preferidos, los invito a darle una revisada también.

Espero les guste!

Un nuevo modelo de Gestión Municipal

Por: Alejandra Méndez (@alemendezg)

La ciudad de Guatemala con más de 2 millones de habitantes, se ha convertido en la ciudad más poblada de Centro América. Es la segunda más densa en población después de San Salvador. Según datos de la OMS, la mayoría de la población en la ciudad sufre de neurosis, se registran más de mil pacientes con síntomas de neurosis en el Hospital Nacional Mental de Guatemala. Las causas se atribuyen principalmente al estrés del tránsito debido a la gran cantidad de vehículos en circulación, la inseguridad, el hacinamiento y los problemas socioeconómicos.

Dentro del diagnóstico no se puede olvidar el grave problema ambiental de la basura y el uso de los deshechos tóxicos; el acceso y calidad del agua, la falta o mala condición de drenajes y desagües asi como el grave problema de la vivienda.

La ciudad de Guatemala es la más contaminada de Centroamérica y ha superado al 100% los niveles de contaminación auditiva recomendados por la OMS, información denunciada desde el año 2000 por el Diario Prensa Libre. Hasta la fecha no existe una planta de tratamiento de desechos ni reciclaje que funcione de forma eficiente. El basurero se encuentra casi en el centro de la ciudad muy cerca de viviendas y escuelas, sin que exista una política clara para tratar el tema de la basura.

En el tema de la vivienda hay dos situaciones importantes, el primero de ellos es el déficit de vivienda dignas y la falta de planificación urbana. Cerca del 78% de las viviendas en áreas marginales están construidas en zonas de alto riesgo. Por si eso fuera poco el 62% de éstas viviendas están cerca de desagües, aguas negras y basureros clandestinos. con todas las implicaciones de riesgo que tienen, según datos de SEGEPLAN. Tan solo el 52% de los vecinos de estas zonas tiene acceso a agua potable con conexión directa, a luz eléctrica y servicio de recolección de basura. Lo contradictorio de esto es que a todos le son cobrados los servicios básicos municipales aun cuando no los reciben.

Hay que reconocer que en 25 años la ciudad ha cambiado bastante. Sin duda alguna la ciudad de Guatemala es una de las más modernas del istmo, con construcciones modernas, pasos a desnivel, áreas peatonales que han sido rescatadas como jardines, parques, banquetas y barrancos. Además de proyectos como Pasos y Pedales, El Paseo de la Sexta entre otros, con la finalidad de devolver un poco de la magia de antaño . Se han desarrollado importantes políticas públicas de ordenamiento territorial y vial, como lo fue la creación de EMETRA y el Trasmetro. Así como la iniciativa por parte de la comuna capitalina para impulsar el arte, danza y música.

Sin embargo, los esfuerzos de modernización deben de ir de la mano de la evolución de las mismas necesidades de los vecinos y para avanzar a paso firme es necesario finiquitar esos problemas de fondo por incómodos que sean y aun cuando electoralmente no tienen peseo. Me refiero a aquellos problemas que en las áreas marginales son más frecuentes de ver y que son casi invisibles para la mayoría de vecinos.

Seguir leyendo

Analfabetismo fiscal de los candidatos

Por: Iván Morales (@ivancarrera)

Me llamó la atención ver en el debate organizado por la AGG a todos los candidatos incurrir en la falacia de que rebajar los impuestos implica una mayor recaudación.

Este argumento, refutado de forma empírica contundente, parece una de esas ideas zombie que siguen rondando en las clases políticas y “académicas” no solo de nuestro país, sino que inclusive ha sido un tema recurrente en el pensamiento republicano en EE.UU.

El argumento se basa principalmente en la idea expuesta por Arthur Laffer de que la carga tributaria de un país sigue una forma de U invertida, en la cual despues de un cierto umbral un aumento de los impuestos implica una menor recaudación e inversamente una reducción de los impuestos podría llevar a una mayor recaudación.

Clásica curva de "Laffer"

Intuitivamente, el argumento tiene sentido, sin embargo lo difícil es poder identificar en que parte de la curva nos encontramos. Claramente y comparativamente a otros países en la región la carga tributaria de Guatemala dista por lejos de ser “excesiva” como para justificar el argumento de reducir para aumentar.

Guatemala presenta un significativo deterioro fiscal (situación que ha sido documentada claramente por Paulo de León, entre otros analistas) y la realidad es que cualquier candidato que llegue al gobierno se enfrentará con arcas vacías y un Estado con muchos compromisos.

Parte de salir esta situación implicará sentarse a discutir seriamente un nuevo pacto fiscal, esta vez con un verdadero compromiso político de las partes de implementar lo acordado.

Afortunadamente, esta no es una discusión que debe partir de cero. El Grupo Promotor del Diálogo Fiscal (GPDF) ya generó un muy buen estudio y propuesta de las reformas necesarias (no encontré el documento completo, pero pueden leer un resumen aquí) y creo que es un excelente punto de partida para la discusión.

Se que el tema tributario puede ser un poco de tabú, especialmente en plena campaña, pero cualquier candidato que pretenda ignorar que éste es un problema vigente, no tiene ninguna credibilidad.

Esta es una gran oportunidad de sentarnos a debatir reformas amplias, no solo en materia de recaudación, sino inclusive en la imposición de una regla fiscal para grantizar un manejo efectivo y transparente de la política fiscal.

Es una lástima que en este tipo de instancias de discusión y presentación de propuestas, los tres principales contendientes salgan con propuestas poco realistas y claramente no realizables (o que lejos de contribuir, solo agravan el problema fiscal).

Me hubiera encantado ver que algún candidato plantease en la mesa seriamente el tema de la necesidad de retomar el diálogo fiscal, lastimosamente ese no fue el caso.

Eduardo Suger, Ciudadano

Por: Alejandra Mendez (@alemendezg)

Conocí a Eduardo Suger personalmente en 2007, mientras aún terminaba mi licenciatura de Ciencia Política en la Universidad Francisco Marroquín. Por aquélla época cumplía mis funciones como Coordinadora General de la Asociación de Estudiantes William Gladstone, una asociación pequeña pero proactiva que había tenido la iniciativa de realizar una serie de pequeños foros con los candidatos presidenciales y que concluía con un gran Foro Presidencial que se realizó en conjunto con Dionisio Gutiérrez y el ya desaparecido programa Libre Encuentro. Siempre tuve inquietud por conocer a este señor siempre tan serio y culto. No sabía más de él que su rol como fundador y Rector de la Universidad Galileo. Debo decir que en ese foro y después de haber escuchado a todos los candidatos, me convencí que Eduardo Suger era totalmente diferente a todos los presidenciables. Tuve la oportunidad de participar en el foro y más importante de poder hablar con él al finalizar el mismo, aun conservo la tarjeta que me dio anotandome con su letra su número particular para resolver todas las dudas que tuviera sobre su plan de trabajo. No conservo la tarjeta como autógrafo ni nada parecido, pero debo reconocer que salí del Juan Bautista Gutiérrez convencida de que Eduardo Suger no era un político tradicional, concluí que él es un verdadero visionario.

Escéptica de la clase política y desencantada de tanto embustero, quise documentarme y conocer más de su biografía y curriculum, el cual es envidiable. Sin duda alguna su mente es brillante, me sorprendí al leer sus logros académicos lo cual solo puede explicarse en su perseverancia y dedicación, cosa que habla muy bien de una persona. No encontré ni una sola nota de prensa, donde se hable de algún vínculo oscuro. El nombre de Eduardo Suger está limpio.

Sin embargo, para algunos, el tener una hoja de vida limpia no es suficiente para ser una “alternativa” para Presidente, para mí es un craso error hacer de menos ese pequeño detalle en momentos donde la moral y la virtud han sido desechadas de la política. De ahí se explica que en Guatemala se le vitorea a un candidato que se engalana contando como asesinó a dos fulanos en Chilpancingo. Incluso hay un partido que en su slogan habla de tener Valores, yo prefiero que la gente lleve su vida con el ejemplo que con discursos, eso a mi juicio es más convincente.

Se le critica que su discurso de la educación como solución a los problemas es insuficiente, a mí me parece que su compromiso con la educación y su apuesta por ella, con hechos y no con promesas es la propuesta más sensata y acertada porque no es una propuesta que responda a la coyuntura como ofrecer “seguridad y empleo” que no es que sean despreciables, ni mucho menos, sobre todo en estos tiempos. Pero si algo le ha faltado a la clase política de los últimos 50 años es tener una visión a largo plazo.

Seguir leyendo

Suger, un candidato no convincente

Por: Iván Morales (@ivancarrera)

(Nota: He realizado algunos cambios de redacción al artículo para aclarar el argumento).

Después de observar (de forma parcial) el debate presidencial organizado por la AGG ayer, llegue a una conclusión respecto a Suger (ni quiero entrar a comentar sobre Baldizón y Perez Molina, quienes me parecen especialmente pésimos candidatos sin ningún verdadero conocimiento de gestión pública).

A pesar de que varias personas (especialmente el segmento capitalino donde tiene mayor apoyo) ven a Suger como “la” alternativa, para mi es un candidato que deja mucho que desear.

Hice este argumento por medio de Twitter y mi colega Alejandra Méndez parece estar en desacuerdo con mi observación, así que me gustaría plantearle el porqué del comentario:

Como persona, Suger tiene un historial que ya es conocido por muchos, particularmente su liderazgo como empresario y académico, que hacen de el una figura “palatable” para las preferencias de los votantes capitalinos..

Para mi, un buen historial como persona no es motivo suficiente para decidir entregar mi voto; si queremos un cambio en Guatemala, hay que trascender la figura presidencial y apostarle a los proyectos de partidos políticos (argumento que realizaré constantemente).

Considero que la entrevista realizada por Martín Rodríguez, de Plaza Pública, al candidato (que por cierto tiene un título perfecto: “Suger, el anecdótico”), puso en evidencia los grandes vacíos que tiene en materia de conocimiento de Políticas Públicas, y sobre todo su poca experiencia en la difícil tarea de liderazgo político que implica llevar a cabo reformas en el país.

Particularmente me llama la atención el enorme énfasis que Suger pone en la educación como remedio a todos los males del país, sin siquiera especificar de forma clara cuales son los aspectos que deben reformarse y la forma en que estos deben implementarse y ni hablar de su virtual desconocimiento de políticas económicas.

Pero quizá mi principal objeción a la figura de Suger es que el no nace con el proyecto político de CREO, sino que llega a el como parte de una alianza electoral. Él ya ha pasado por incontables plataformas partidarias en elecciones pasadas y así como llegó a ellas, le fue muy fácil desvincularse de ellas una vez terminó la elección. Esto dice mucho de su poco interés por apostarle a la institucionalidad y de la poca cohesión que su proyecto político tendría (si es que tiene uno).

Seguir leyendo